10 prácticas médicas medievales raras


La medicina es una de las piedras angulares de la civilización moderna. Pero no siempre hemos gozado de una medicina buena y eficaz. En la época medieval, por ejemplo, las cosas eran mucho más peligrosas, y evidentemente investigaban, sin los experimentos de aquella época nunca hubiéramos llegado a donde estamos hoy en día. Vea las prácticas médicas más raras y extrañas de la época medieval.

 

ENEMAS DE BILIS DE JABALÍ


Los enemas en la época medieval fueron realizados por dispositivos llamados lavativas. Un enema es un tubo largo de metal con una taza en el extremo. El tubo se introduce en el ano yun fluido medicinal se vierte en la copa. Entonces se introduce el fluido en el colon por una serie de acciones de bombeo. Aunque el agua tibia y jabón se utilizan para enemas de hoy, en la época medieval no se hacía eso, uno de los líquidos más comunes que utilizaban en un enema era una mezcla de bilis de jabalí.

El rey Luis XIV de Francia se dice que tuvo más de 2.000 enemas durante su reinado, algunos incluso administrados mientras estaba sentado en su trono.

 

LA ORINA UTILIZADA COMO ANTISÉPTICO



A pesar de que no puede haber sido común, hay pruebas que sugiere que la orina se utilizaba en ocasiones como un antiséptico en la época Medieval. El Cirujano de Enrique VIII, Thomas Vicary, recomendó que todas las heridas de batalla debían ser lavadas en orina. En 1666, el médico George Thomson recomienda orina para ser utilizada en una plaga. Y hubo incluso una versión embotellada: esencia de la orina.

La orina es estéril cuando sale del cuerpo y puede haber sido una alternativa más saludable que la mayoría del agua de la época, que podía estar contaminada por alguna bacteria o virus.  

 

CIRUGÍA OCULAR CON UNA AGUJA



Durante la Edad Media, la cirugía se realizaba con una aguja gruesa. Elprocedimiento implicaba empujar la córnea a la parte posterior del ojo.

Por supuesto, la cirugía ocular cambió rápidamente una vez que la medicina islámica comenzó a influir en las prácticas europeas. En lugar de una aguja, una jeringa hipodérmica de metal se inserta a través de la esclerótica (la parte blanca del ojo) y luego se usa para extraer de cataratas a través de aspiración.


HIERRO CALIENTE PARA LAS HEMORROIDES


Una vez se creyó que si una persona no rezaba a San Fiacre (el "protector contra las hemorroides") sufrirían hemorroides. Si no se rezaba había otra alternativa, unos monjes pondrían un hierro al rojo vivo en el ano. En la alternativa religiosa ellos mandaban ir y sentarse en la famosa roca de San Fiacre, el lugar donde el monje irlandés del siglo VII se curó milagrosamente de sus hemorroides. Fue por esta razón que a lo largo de la Edad Media, las hemorroides se las llamaron "enfermedad de San Fiacre."

En el siglo 12, las cosas habían cambiado. El médico judío Moisés Maimónides escribió siete capítulos en un tratado sobre las hemorroides. Recetó un método mucho más simple: un buen baño en una bañera.

 

CIRUGÍA MORTAL


A pesar de lo que las películas más taquilleras pueden haber enseñado, pasar por el quirófano y sin ningún tipo de anestesia no era tan común en la época medieval, como algunos afirman. De hecho, la medicina durante todo este tiempo era bastante progresista: como el mundo se expandió y los viajeros venían de lejos, médicos de dos culturas diferentes a menudo iban a compartir notas, y nuevas prácticas fueron constantemente objeto de uso.

Sin embargo, incluso si la voluntad para una mejor atención médica estaba allí, el conocimiento de los productos químicos sin duda no lo era. La anestesia, analgésicos, antibióticos y desinfectantes fueron muy lejos de lo que son hoy en día. Como resultado, muchas personas murieron a causa de las heridas infectadas en las operaciones.  

 

ANESTÉSICOS VENENOSOS


La anestesia general es de sólo 150 años de antigüedad. Antes de estos avances, una cerveza bastante cruda de hierbas mezcladas con vino se utilizaba para sedar al paciente en su lugar. El más común de estos anestésicos herbarios era conocido como dwale.

Hubo numerosos ingredientes en el dwale, como la lechuga y vinagre, incluso venenos, como la cicuta o el opio. Al igual que las drogas eliminatorias modernas, mezclando estos ingredientes incorrectamente podría causar la muerte del paciente. 

 

TREPANACIÓN


La trepanación es la perforación de un pequeño agujero en el cráneo para exponer la membrana exterior del cerebro. La práctica se creó para aliviar la presión y tratar problemas de salud localizados en la cabeza, aunque también se pensó para curar la epilepsia, las migrañas y los trastornos mentales y eran una "solución" común para los problemas más físicos, como las fracturas de cráneo. La exposición del cerebro a los gérmenes aerotransportados solía ser fatal.


La trepanación como una práctica no ha sido completamente abandonada: se llevó a cabo en fecha tan reciente como el 2000, cuando dos hombres en los EE.UU. usaron esto para tratar a una mujer que sufría de síndrome de fatiga crónica y la depresión.

 

CIRUGÍA EN EL CAMPO DE BATALLA


En la época medieval, la medicina en el campo de batalla era tan espantosa como se piensa, y las flechas fueron uno de los principales culpables. En las puntas de flecha se metían normalmente con cera para un solo propósito: para que cuando la flecha se retirara, la punta se rompiera dentro del cuerpo de la víctima. Se diseñaron instrumentos para retirar estas puntas de flecha para curar soldados heridos. Después, la herida era cauterizada con un hierro al rojo vivo para detener la hemorragia y prevenir las infecciones.

Aunque mucho se ha olvidado de las capacidades médicas de esta época, las investigaciones han demostrado que puede haber sido más eficaz de lo que se piensa. Un conjunto de huesos del 500-700dC descubierto en Italia en 2011 mostró que los soldados de la época podían sobrevivir a golpes masivos en la cabeza. Uno de los restos, incluso mostró evidencia de que el individuo había sobrevivido después de sufrir un agujero de cinco centímetros (dos pulgadas) en la cabeza.

 

ASTROLOGÍA MÉDICA


Ya en la Edad Media, los astrólogos eran tan venerados que muchos pensaron que eran los magos de la vida real. La verdad es que eran respetados académicos que asesoraron sobre el rendimiento agrícola en aumento, predecían el clima. 

Los médicos se referían a calendarios especiales que contenían cartas estelares para ayudar con el diagnóstico. Por el año 1500, los médicos de Europa tenían la obligación legal de evaluar el horóscopo de un paciente antes de iniciar cualquier intervención médica.

La Astrología sugiere que cada parte del cuerpo se ve influida por el sol, la luna y los planetas, y que cada signo zodiacal preside diferentes partes del cuerpo. Aries, por ejemplo, se refiere a la cabeza, la cara, el cerebro y los ojos, mientras que Escorpio representa el aparato reproductor, los órganos sexuales, los intestinos y el sistema excretor.

 

SANGRÍA


Los médicos de la época medieval creía en cosas llamadas "humores". La palabra "humores" que se refiere a ciertos fluidos encontrados en el cuerpo: sangre, bilis amarilla, bilis negro, y la flema. El "Humorismo" fue desarrollado a partir de las reflexiones de los médicos griegos y romanos, que creían un exceso o deficiencia de cualquiera de los cuatro humores influirían fuertemente en la salud de una persona.

Por alguna razón, en la Edad Media, la sangre y el exceso de sangre en particular fue visto a menudo como la causa de múltiples enfermedades. Por lo tanto, los médicos eliminaban grandes cantidades de sangre de las venas de una persona con la esperanza de que se iba a curar. Las dos formas principales de hacer esto eran sanguijuelas y sangrías.

Una sanguijuela era colocada en la parte del cuerpo que era una preocupación y la sanguijuela chupaba la sangre (y, en teoría, la enfermedad) del paciente. La Sangría era un poco más directo: un médico, literalmente, abría una vena con un cuchillo llamado "pulgón" y permitía que la sangre saliera del cuerpo.

La sangría era tan común que algunas personas drenaban su sangre regularmente sólo porque creían que los mantendría sanos.



Fecha de última actualización: 2016-11-24 09:29:04


Copyright © 2016 CENTRO DE INFORMACIÓN MEDICA DE BOLIVIA powered by ZeusAFK Technologies

Director general: Dr. Rafael Manuel Trinchet Soler | Vicerector: Dr. Jesús Castro Torres | Asesor : Dr. Luis Gomez Peña | Redactora Jefe: Dra. Josefa Reyes Falcon

Contacto: contacto@cimbol.com.bo